Gossip

El ejército de ángeles de Victoria’s Secret sufre la peor crisis de su historia

Por Daphne Beltrán
May 14, 2019

Les Wexner, CEO de la compañía L Brands, a la que pertenece Victoria’s Secret ha dado a conocer que uno de los desfiles más esperados de la industria de la moda, no volverá a emitirse en televisión debido a los desafíos que movimientos como el feminismo y el rechazo a los estereotipos de belleza, representan para el mundo de la moda.

La firma de lencería sufre la peor crisis desde su fundación en 1967 por lo que está buscando nuevos formatos que den una respuesta a las mujeres que no aceptan los dictados de los estereotipos que Victoria’s Secret difunde por medio de un ejército entero de ángeles con medidas perfectas y rostros canónicos.  

El Victoria's Secret Fashion Show fue transmitido desde 2001 en la cadena ABC y en tan solo dos años llegó a acumular 10 millones de espectadores, sin embargo, las dudas surgieron cuando el pasado desfile, transmitido el 2 de diciembre de 2018, únicamente logró reunir a 3,3 millones televidentes. 

Las críticas a esta marca han estado fundadas en la idea de que no responde a la diversidad y a los valores que la mayor parte de las marcas ofrecen hoy. La respuesta del CEO ha hecho pública la decisión de poner en pausa este proyecto para intentar renovarse y buscar nuevos canales de difusión. 

La caída y el deterioro de la firma ha sido drástica a nivel global, incluso las prendas han bajado penosamente sus costos y se ha optado por cerrar varias de sus tiendas. Su única apuesta a la diversidad ha consistido únicamente en la incorporación de modelos negras, asiáticas y de Winnie Harlow, la primera modelo con vitíligo; sin embargo, no han ido más allá para actualizar su discurso y estrategia publicitaria.

 El responsable de marketing de L Brands mencionó en una entrevista para CNBC que en 2000 hubo un intento de incluir modelos de tallas grandes pero nadie estaba interesado y “no lo están ahora”. aseguró. Esta cancelación llegó poco después de la llegada de Barbara Palvin, Grace Elizabeth (que se convirtió en la modelo más joven en colarse las ansiadas alas) y la española Lorena Durán (fichada como la modelo plus size de la firma, lo que generó una gran controversia).