Noticias

Penas de cárcel para quien utilice o fabrique bolsas de plástico

Por Daphne Fuentes
septiembre 6, 2019

Desde 2018, en Tanzania está prohibida la importación, exportación, manifactura, venta, almacenamiento y uso de bolsas de plástico, las penas con la que se castiga este delito pueden contemplar desde una semana, hasta dos años de cárcel. La persecución ha rebasado límites insospechados, el simple hecho de tener una bolsa de plástico y reutilizarla te convierte en un criminal. 

Este contexto de criminalización para muchos es un exceso, sin embargo, para las autoridades del país, es un paso importantísimo para la lucha en pro del medio ambiente y de los acuerdos alcanzados en la Cumbre de París sobre el Cambio Climático, de acuerdo a un reportaje publicado en El País. La pregunta que ha salido a flote es, ¿estás medidas son pertinentes?

Después de que entró en vigor esta medida el pasado 1 de junio, se inició una campaña en la que se recogieron todas las bolsas de plástico existentes en mercados, en casas, en los comercios y en todos los edificios públicos y privados y, hasta ese momento todo iba bien, sin embargo, al ser un lugar visitado por personas de todo el mundo es un conflicto puesto que no hay estrategias de comunicación adecuadas para que lleguen a la mayor parte de la población interna y externa. 

  

Por otro lado, la venta de bolsas ha crecido exponencialmente y no solo eso, la industria se ha enfocado a fabricar bolsas y recipientes biodegradables los cuales se esparcen por todas las plazas, mercados y centros comerciales por medio de vendedores ambulantes. Los precios no están regulados y dependiendo del número de bolsas que se compren puede oscilar entre 500 a 5.000 shillings la unidad (de 12 a 127 pesos)

Para muchas personas estas medidas no son suficientes porque aunque las bolsas de plástico en las calles han disminuido por completo, las botellas, los envases vacíos, chanclas y restos de ropa abundan en las calles. Las medidas legislativas deberían ponerse en pie de la mano de políticas públicas que acrecienten la sensibilidad y la consciencia en torno al cuidado del medio ambiente. 

Daphne Fuentes

Socióloga de-formación. Feminista por decisión.

@DaphOddil