Viral

Morras de Monterrey aprovechan el primer caso de coronavirus para hacerse influencers

Por Cassandra Moya
marzo 24, 2020

Macarena, Valentina y Paloma

Subirse a cualquier tren de Internet es demasiado fácil, sin embargo, no en todos los contextos resulta bien, como en el caso de Macarena, Valentina y Paloma, unas morras de Monterrey que aprovecharon que su papá fue el primer caso de coronavirus para hacerse influencers. 

Desde que su papá fue detectado con el COVID-19 han estado en cuarentena, y decidieron que era buena idea contar en un video cómo ha sido su vida estando aisladas en su casa y cómo lo vive el señor.

Aunque el video fue con la intención de contar su experiencia al ser las más cercanas al primer caso de coronavirus en Monterrey, a la gente no le agradó la acción y las tacharon de oportunistas sobre el tema para hacerse “influencers”.

Y las críticas comenzaron a salir, una tras otra y en fila, tanto como los memes sobre Macarena, Valentina y Paloma, quienes solo pretendían contar un poco de cómo se vive con una persona con coronavirus. 

Pues no solo la vida de quien lo padece tiene que dar un cambio radical para protegerse, sino la de toda su familia y las personas que se encuentran cerca, esto como una medida de prevención para que más gente no se enferme. 

Entre los comentarios más leídos se encuentran el que, según los usuarios de Twitter, ellas tres están “lucrando” con el tema, comparándolas con el deb Ryan, el youtuber que simula tener sexo con banderas y que se grabó cuando iba camino al funeral de su papá. 

Aunque son cosas completamente distintas, claro está, porque ellas no son influencers y nadie les paga por grabarse, o al menos hasta el momento. 

El coronavirus es una pandemia que vino a cambiar cualquier plan para este 2020 en todo el mundo y que llegó de manera inesperada, las dudas a su alrededor existen y Macarena, Valentina y Paloma querían contar cómo la han pasado con esto, pero terminaron siendo meme.

Cassandra Moya

Soy un anacronismo y las selfies me hacen sentir parte del Siglo XXI.

@Cebrish